edad para trabajar

¿Es la edad un reto para trabajar?

La edad para trabajar, un problema en las últimas décadas

Estamos asistiendo a una gran destrucción de empleo debido a la crisis global que nos afecta. Las empresas consideran que quienes deben salir antes de la empresa son las personas más veteranas, aquéllas que ocupan cargos de responsabilidad o con mejores sueldos; por tanto, la edad para trabajar comienza a ser un problema.

El propósito de la empresa es reducir gastos y estos empleados son en parte quienes lo generan, quienes, por lo general, están en una franja de edad cercana a los 55 años o por encima, siendo este factor un problema para volver al mercado de trabajo.

Muchos trabajadores en esta situación, que a veces se mantiene durante años, sufren de ansiedad o depresión y se hacen preguntas como:

¿Por qué existen tantas dificultades para volver a trabajar?

La Agencia europea de Seguridad y Salud en el Trabajo ha realizado un estudio que da respuesta a preguntas como ésta. En él, señala que el envejecimiento de la población Europea en las últimas décadas va aumentando de año en año, con tendencia a seguir intensificándose. En relación directa, está la población trabajadora, a la que cada vez se incorporan menos jóvenes. Por lo que, las empresas que no valoren el potencial de una plantilla más envejecida de año en año y acepten los retos que conlleva, pondrán en peligro su productividad y competitividad.

Un nuevo escenario se abre para la prevención de riesgos laborales, en que se debe tener en cuenta que los trabajadores van a permanecer más tiempo en la empresa, por lo que el nivel de exposición a los riesgos va a ser mayor y las enfermedades crónicas van a tener una mayor prevalencia.

Es importante que las personas encargadas de la Seguridad y la Salud en la empresa entiendan los cambios que la edad produce en la persona y cómo afecta al trabajo, ya que es necesario apoyar a los trabajadores a mantener sus empleos durante más tiempo y deben estar saludables para poder conseguirlo.

Derechos de los trabajadores

Tengas la de la edad que tengas para trabajar, los trabajadores siguen teniendo derecho:

  • A un trabajo saludable y seguro, sin ser discriminados por razón de edad, sexo o discapacidad.
  • A que el puesto de trabajo sea evaluado según sus capacidades funcionales y, si es necesario, se adapte el puesto de trabajo teniendo en cuenta sus necesidades variables.
  • En especial, se evaluarán teniendo en cuenta el factor edad:
    • Las posturas forzadas y estáticas, los movimientos repetitivos, manutención manual de cargas, la movilización manual de pacientes.
    • Los turnos de trabajo y la nocturnidad.
    • Los lugares de trabajo fríos, calurosos, muy ruidosos.
    • Las vibraciones.
    • Los trabajos en altura.
  • A la participación en la evaluación de riesgos, como personas que mejor conocen las tareas que realizan y sus riesgos.
  • A la participación y consulta de todo lo referido a las adaptaciones, modificaciones o inclusión de nuevas tecnologías en el puesto de trabajo.
  • A la participación en la organización de las tareas, puesto de trabajo y la toma de decisiones de cómo y cuándo realizarlas.
  • A que la empresa promocione la salud creando entornos de trabajo saludables:
    • Realizando charlas sobre salud.
    • Ofreciendo revisiones médicas diferentes a las de la Vigilancia de la salud.
    • Garantizando la conciliación de la vida laboral y familiar.
    • Promoviendo la actividad física a través de campeonatos de futbol sala, o la puesta en marcha de sesiones de yoga o Pilates.
    • Realizando actividades lúdicas para toda la empresa, fiestas de carnaval o salidas a centros culturales familiares.
  • A ser ayudado por la empresa a rehabilitarse en caso de accidente o enfermedad, ofreciéndole:
    • La adaptación del puesto de trabajo a las nuevas circunstancias.
    • La retirada de aquellas tareas que ya no pueda realizar.
    • La flexibilidad de horario para ir al médico.

En definitiva

Si eres un trabajador de edad avanzada, tienes unos valores que la empresa debe potenciar, como pueden ser: tus conocimientos, tu sentido común, tu compromiso con la empresa.

Si te ha gustado nuestro post, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Otros posts de interés

Suscríbete a nuestra newsletter

Proyecto destinado a empresas de menos de 50 trabajadores sin representación sindical.